¿Qué les pasa a Bella Swan y a Edward Cullen?

Publicado en 03/12/2012 por en Ideas para Enredarte sin Machismo

Estos días están emitiendo alguna de las películas de la Saga de crepúsculo en algunas de la Televisiones Privadas de España, y aprovechamos la ocasión para pensar en voz alta: ¿Qué les pasa a Bella Swan y a Edward Cullen?

Nos hemos encontrado con el blog: loquemijaldice.blogspot.com.es/ escrito por una chica estudiante de Buenos Aires, que hace la siguiente reflexión:

 Crepúsculo y el feminismo

Lo que les voy a contar viene con un poco de historia personal. Más allá de que al día de hoy yo sea una persona inteligente y de bien, debo admitir que en mis años de pubertad pasé por etapas culturalmente avergonzantes. Una de ellas -en mi opinión, la más terrible- fue una larga y terrible adicción a Crepúsculo, la saga de bestsellers escrita por Stephenie Meyer.
La saga trata sobre una adolescente, supuestamente, ordinaria que se enamora de un vampiro. En su momento, quedé encantada. Fui fan a morir de estos libros por aproximadamente un año. Hoy, con 17 años recién cumplidos, me pongo a analizar varios aspectos de este extraño fenómeno internacional. En Crepúsculo, la autora admitió haber intentado lograr cierta identificación entre la protagonista y las jóvenes lectoras. Sin embargo, Bella Swan no es ninguna especie de heroína que valga la pena admirar. Es una adolescente que no valora ni la vida ni la amistad; es una chica que se enamora de alguien que puede llegar a hacerle mucho daño, principalmente porque es lindo. Ella pone a su novio en un pedestal, y se tira abajo como si fuera basura. Bella se odia a sí misma. Se ve fea, cree no tener ningún talento y acepta que Edward Cullen la trate como una muñequita de porcelana. En el Siglo XXI, yo creo que el mundo merece algo mejor. Es importante que cada chica sepa que tiene que respetarse y hacerse respetar. Un simple libro puede tirar abajo años y años de esfuerzos para lograr que las mujeres del mundo sean y se sientan tan poderosas y capaces como los hombres. Bella Swan representa la dependencia. Ella siente que necesita cambiar para estar con el amor de su vida, y eso definitivamente no es un buen mensaje para mandar. Ya sé que Stephenie Meyer no tenía la intención de “mandar un mensaje” cuando escribió Crepúsculo, pero igualmente creo que es necesario tener en cuenta la idea que un libro transmite cuando se decide publicarlo.Por otra parte… estaría bueno que no tengas errores gramaticales ni inventes palabras si vas a publicar un best-seller…

Gracias Mijal por tus ideas,
Y ¿tú que opinas? ¿Qué les pasa a Bella y Edward en su relación?

2 Respuestas para “¿Qué les pasa a Bella Swan y a Edward Cullen?”

  1. Jorge 3 diciembre 2012 a las 4:08 pm #

    Solo una cosa: un best-seller no se publica, se va creando con el tiempo, no es un tipo de libro ni publicación, simplemente una denominación a aquellos libros más vendidos. Seguro que la autora no imaginaba que iba a crear este fenómeno, ni mucho menos.

  2. Isabel 28 enero 2013 a las 11:19 am #

    Sin duda, aunque la autora no pensara en el éxito que la novela iba a tener -cosa que se comprende-, sí que puede plantearse qué valores, qué ‘mnisivas’ hay dentro de su obra, máxime cuando es una obra que va dirigida a jóvenes de determinadas edades. Posiblemente, la autora haya plasmado en su libro sus propios estereotipos, y es lo que sucede cuando no hay un trabajo de autoreflexión sobre lo que recibimos de nuestra cultura, lo que sucede es que lo reproducimos tal cual, sin filtros. Esa reflexión interior es fundamental, es esencial plantearse, en cualquier actividad -escribir un libro, un artículo, impartir una clase, etc.- qué estoy aportando, a qué estoy contribuyendo.
    Si no existe tal planteamiento puede que estemos reproduciendo, como es el caso, los estereotipos justamente que nos impiden ser feliz y llevar una vida sana, con una concepción sana de las relaciones, con una sana autoestima, etc. Bajo mi punto de vista, cuando hacemos algo con proyección pública sobre todo, es obligada esa reflexión interior y crítica.

    Isabel.

Deja un Comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.